Search
Close this search box.

Mesa de educación ICETEX se cumplen objetivos

El compromiso con la educación sigue siendo una prioridad en Colombia, y en esta línea, se ha dado un paso significativo que resuena con los acuerdos alcanzados durante el histórico Paro Cívico de 2017. En un esfuerzo colaborativo y altamente simbólico, el ICETEX, que es una entidad crucial del Ministerio de Educación del gobierno nacional, en unión con la Universidad del Pacífico, ha marcado un hito importante. Este esfuerzo conjunto ha involucrado también a los habitantes y líderes comunitarios del barrio Nayita, un sector vital en la región.

El proyecto en cuestión es el desarrollo de un diseño innovador para el futuro edificio que servirá como sede de ICETEX en el Pacífico Colombiano. Este diseño no solo simboliza un avance arquitectónico, sino que también representa un compromiso tangible con la educación y el desarrollo en la región. El diseño ha sido el resultado de un proceso colaborativo, donde las voces de la comunidad local han sido esenciales para capturar las necesidades y aspiraciones de la población.

El edificio, que pronto entrará en su fase ejecutiva, promete ser un centro de actividad y recurso para los estudiantes de la región. Se espera que facilite el acceso a recursos educativos, becas y programas de financiamiento que son cruciales para el avance académico y profesional de los jóvenes en la región del Pacífico Colombiano. Además, este proyecto es un reflejo del compromiso continuo del gobierno y las instituciones educativas para cerrar las brechas en el acceso a la educación superior en Colombia.

Este proyecto no solo es un paso adelante en términos de infraestructura educativa, sino que también simboliza un modelo de colaboración entre el gobierno, instituciones educativas y la comunidad. Refleja un esfuerzo por construir soluciones que son sensibles a las necesidades locales y que promueven la participación comunitaria en la toma de decisiones. En última instancia, el nuevo edificio de ICETEX en el Pacífico Colombiano se perfila como un faro de esperanza y un motor de cambio para la región, llevando la educación y el desarrollo a nuevas alturas.

Comparte esta informacion si es de tu interes

Facebook
WhatsApp